Vuelos baratos de México con destino a los mejores pueblos

Nuestro país cuenta con decenas de pequeños poblados que merecen ser visitados por lo menos una vez en la vida. Los vuelos baratos de México son una buena opción para alcanzar ese capricho.

Son tan pequeños que tal vez más allá de la plaza principal no existan muchas calles suficientes para recorrerlos en coche. Así que pensar en contar con un aeropuerto cercano es una idea que no vale la pena comenzar a plantearse. Pero acercarse a las ciudades principales vía aérea y luego desplazarse por tierra puede ser una muy buena idea para internarse en la magia de estas poblaciones.

Para que comiences esta expedición de México a través de sus pueblos te propongo tres de ellos, muy cercanos a grandes ciudades de nuestro país:

En los bosques del Estado de México

Se trata de un pueblo donde el agua es uno de sus componentes principales. Las lluvias son abundantes y vive de cara a un gran lago donde se practican diversos deportes. Se trata de Valle de Bravo, localizado a 150 kilómetros de la ciudad de México.

Desde el 2005 es parte de la lista de pueblos mágicos. Además de velear o practicar esquí acuático, podrás volar por los aires en un Ala delta, montar a caballo y recorrer sus bosques subido en una bicicleta todo terreno. Y, por supuesto, debes contar con tiempo para caminar por sus calles empedradas.

En las montañas de Jalisco

A 124 kilómetros de Guadalajara se ubica otro pueblo mágico. Dentro de la pacífica vida de su rutina hay mucho por hacer en términos de experiencias para un turista. El Jardín Encantado, paseos por sus bosques, como El Tabardillo, Las Peñitas, El Chacal o Las Charandas, son sólo unas primeras ideas.

Perderte por la arquitectura de su zona céntrica donde destaca la Parroquia de San Cristóbal, con fuertes influencias chinas en su construcción, es otra buena opción. Y no olvides la cascada El Salto, uno de los rincones imperdibles de este pequeño rincón mexicano llamado Mazamitla.

Estación Creel

A 175 kilómetros de la capital de Chihuahua podrás conocer el pueblo de Creel, fundado en el año de 1907, momento en que el ferrocarril comenzaba a cruzar la gran Sierra Madre Occidental con destino a Topolobampo. Su corta extensión como zona urbana lo compensa con unos alrededores maravillosos, como el Lago Arareko, la Cascada de Basaseachi o a Cascada de Cusárare.

Si vienes a este rincón no podrás resistirte para continuar tu viaje con rumbo a las Barrancas del Cobre. Es más, ¡no debes poner objeción alguna a esta propuesta!