Querétaro se vive mejor en verano… México, por ti viajaré

Querétaro es la capital del estado homónimo, una hermosa ciudad colonial con historia e innovación que te dejará impresionado.  En la zona del Bajío mexicano, yace esta ciudad, conocida por su trascendental desarrollo en las últimas décadas en el área industrial, automotriz y aeronáutica, además de su innegable belleza tradicional.

El mejor lugar para conocerla es el centro histórico. Comienza caminando desde el inicio de la calle 5 de Mayo, hasta llegar a la Plaza de Armas que se transforma en un andador peatonal, en el que encontrarás decenas de tienditas con más de un souvenir que llamará tu atención, como los famosos “pedos de monja”, típicos dulces de la región. Además te toparás con la particular Fuente de los Perritos conocida por las figuras de piedra en forma de canino que conforman la decoración de este monumento.

Querétaro se vive mejor en verano

Tazas conmemorativas

En este mismo andador se ubica el Palacio de Gobierno que alberga la antigua Casa de la Corregidora mismo que está abierto al público, por lo que encontrarás a más de un guía local que te orientará por dentro y te explicará los murales que cuentan la historia de la Independencia y el papel de la ciudad en el movimiento.

En este mismo paseo puedes aprovechar para visitar el Museo de los Conspiradores y el Jardín Zenea, ambos rodeados de más de una opción para tomar algo refrescante o saciar el hambre que seguro te dará después de caminar en esta amena calle.

El centro de la ciudad esconde un tesoro de la arquitectura barroca que definitivamente vale la pena visitar, el Templo de Santa Rosa de Viterbo, edificado en el siglo XVIII. Los particulares botareles, pilares que sirven como contrafuerte, han sido replicados en pinturas como característica cultural de la ciudad, y dentro del templo se puede apreciar el uso de materiales como plata, concha nácar, oro y carey.

Querétaro se vive mejor en verano

Botareles del Templo de Santa Rosa de Viterbo

En esta misma zona, caminando poco más de 1 kilómetro, se encuentra el Mirador de los Arcos, justo enfrente de la tumba de la Corregidora Doña Josefa Ortiz de Domínguez, personaje esencial en la lucha de Independencia. Desde ese punto se puede apreciar gran parte de la ciudad, especialmente el emblema de ésta: Los Arcos, antiguo acueducto que data de 1726, hecho por orden del marqués de la Villa del Villar del Águila, que según la leyenda, lo mando construir para llevar agua a un convento de congregación capuchina, donde vivía una monja de la que estaba enamorado. La construcción aún se conserva en su mayor parte.

Querétaro se vive mejor en verano

Acueducto de Querétaro

Como lo he mencionado anteriormente, la historia de México tiene gran presencia en Querétaro, por lo que uno de los lugares claves para conocer es El Cerro de las Campanas, actual  Parque Nacional muy visitado. Allí es donde se llevó a cabo el fusilamiento de Maximiliano de Habsburgo, el famoso emperador que tuvo nuestro país.

Querétaro se vive mejor en verano

Centro histórico

Además de monumentos y edificios, el estado de Querétaro es considerado uno de los mayores productores de vino en México, por lo que se pueden recorrer múltiples viñedos y cavas en los alrededores del municipio queretano de Ezequiel Montes, con la famosa Ruta del Queso y el Vino, o de manera independiente seleccionando de entre varias opciones para degustar una copa de vino nacional.

Querétaro es una extraordinaria combinación de modernidad con tradición, una mezcla que te dará decenas de opciones para turistear y pasar unas inolvidables vacaciones este verano, mientras confirmas: México, por ti viajaré.